16 octubre, 2006

¿Qué hora es?...

Acariciaba el suelo
como si una manta
me envolviera dentro de ella
a la vez que contaba hacia atrás
las agujas del reloj .

Reptetía sin cesar

hasta cuando...
para volver a empezar,
así, una y otra vez
hasta marearme,
hasta que el sueño me vencía,
hasta que la noche lo nubló todo.

Y ese nudo que me retuerce las entrañas,
que siempre está presente
aún soñando
aún despierta
aunque no quiera.

Isa

1 Comments:

Blogger Enric said...

que nadie te venza!

Enric

12:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Search this site or the web powered by FreeFind

Site search Web search